domingo, 24 de junio de 2012

El baño de nuestras cobayas.

El baño es un apartado especial dentro del cuidado y mantenimiento de nuestras cobis. No hay que obsesionarse y estar cada poco tiempo bañándolas ya que ellas mismas se asean dentro de sus posibilidades.
En Cobais del Rentonar bañamos a las cobis cuando vemos que ya es necesario:

  • Por que son de pelo largo y se les ensucia más el pelo y es más fácil quitar los posibles nudos que tienen mezclados con heno o sustrato.
  • Por que hace calor y lo agradecerán.
  • Porque hay que hacerles algún tratamiento especial para prevenirlas de posibles hongos o piojillos y otros.
  • Por que hay que prepararlas para las exposiciones.
Los pasos a seguir serían:
  1. Tapar la pila y llenar con agua templada de forma que el animal no quede sumergido totalmente si no que le llegue a la panza.
  2. A continuación, humedecerlo cuidadosamente con la misma agua que hay en la pila, con cuidado de no mojarle ojos ni orejas.
  3. Aplicar champú. En este apartado sobre gustos colores. Se pueden usar champús neutros y suaves. Aquí empezamos usando champú de bebés, también para perros y para perros de color blanco en caso de cobayas de pelo blanco. Ahora utilizamos el antiparasitario de F.10 que no tiene aroma a nada (evitando que les guste el olor y se lleguen a roer su propio pelo).
     
  4. Primer enjuague, ya que este champú apenas produce espuma y nos gusta insistir con otra segunda pasada.
  5. Después de la segunda pasada se puede aplicar alguna crema suavizante y desenredante para que ayude a quitar los posibles nudos que aun hayan quedado y dejarlo actuar.
  6. Por último un enjuague en profundidad ya debajo del chorro del grifo con el agua templada y sin demasiada presión ya que como sabemos, se estresan fácilmente.
  7. Lo sacamos de la pila y lo posamos en una toalla. Le escurrimos el exceso de agua y ya lo secamos con la toalla.

  8. Primero y con delicadeza le pasaremos el peine de puas separadas para deshacer los posibles enredos.


     
  9. Ahora es el momento de coger el secador, a media potencia y si es verano con aire frío o templado y con paciencia ir secándole el pelo por capas hasta que no quede nada de humedad que podría ser perjudicial para nuestro amigo.




  10. El resultado final, Ares se ha portado fenomenal y está listo para una sesión de fotos.