miércoles, 21 de mayo de 2014

Ratón espinoso ( Acomys cahirinus )

En el continente africano habita un pequeño roedor que sorprende a los científicos con sus maravillosas propiedades: el ratón espinoso. El mismo es capaz de regenerar su piel de la misma manera que lo hacen las salamandras.


Desde no hace demasiado tiempo se mantienen estos preciosos roedores como curiosas mascotas en los hogares de aficionados a roedores de todo el mundo.

Lo podemos localizar en sus sitios de origen, en zonas pedregosas, estepas, etc.

Se caracteriza por tener pequeñas púas en la parte del la espalda, que pueden erizarse a conciencia. Miden de 9 a 12 cm sin contar con la cola, y pesan entre 40 y 90 g. Por lo que es un ratón grandecito.

Tienen una esperanza de vida de alrededor de 5 años.



Los Ratones espinosos son muy sociables, es decir, necesitan estar en grupos grandes, donde dentro de ellos hay una jerarquia.

Alojamiento

Recomendable que vivan en grupo con los de su especie, si no el animal no se sentirá a gusto ni desarrollará sus instintos jerárquicos al igual que en la naturaleza.


La jaula o terrario tiene que tener una medida de unos 70 por 30cm para un grupo de 5 ratones mas o menos. Para menos peleas es recomendable tener 1 macho y unas 4 hembras, por que si hay poco espacio, los machos pelearían por las hembras, y podrían llegar a herirse entre el ellos.

El contenedor tiene que tener unos 2 nidos mínimo, piedras, troncos, y por lo menos 2 comederos y 2 bebederos, ya que los que tengan mayor jerarquía dejaran sin sitio para comer a los de menor rango.

Detalle de la zona de espinas en el dorso.
Nutrición

Los ratones espinosos son omnívoros, es decir, se alimentan en su estado salvaje de plantas, semillas, hortalizas..., pero en casa le podemos dar mixtura de roedores, mijo, pienso de gato, algo de fruta y verdura y, una vez a la semana insectos como grillos o tenebrios.



Reproducción

La gestación dura unos 36 dias. Estos ratoncillos solo tienen 2 o 3 crías por camada, son nidífugos al igual que las cobayas o degús, ya nacen con pelo, púas, ojos abiertos y a los 3 días ya salen del nido a comer. Las crías nacen con una coloración grisácea, a diferencia de los adultos que son de color pardo claro.


A las crías se les considera independiente a las 4 o 5 semanas de vida y llegan a su tamaño de adulto a los 4 meses.