jueves, 29 de agosto de 2013

Rata de la Acacia. ( Thallomys paedulucus )

Las ratas de la Acacia son unos roedores de la familia Muridae y son relativamente poco comunes en España como mascotas. Desconocemos si hay alguien en nuestro país que las críe y mantenga, y si es así nos gustaría que nos lo hiciese saber. En U.K. empieza a ser más habitual su cría entre los amantes de los mamíferos exóticos.


Miden  alrededor de 12-16cm de longitud y 13-21cm de la cola y pueden llegar a pesar entre 50-100g.

Su hábitat natural es el matorral seco subtropical o tropical. Como su nombre indica, se encuentran en áreas con árboles de acacia y puede anidar dentro de ellos. Las hojas y brotes de árboles y arbustos de acacia y parte de la corteza podrían formar una parte importante de su dieta. También comen forraje, bayas y raíces.

Las ratas de la acacia son roedores de tamaño medio, con colas marrones muy largas y una línea  negra alrededor de sus ojos, que es similar a algunas especies de lirones. Por lo general tienen la piel gris.

Su longevidad es de 3 años, a veces hasta  5, y pueden vivir en colonias.


Sin embargo la introducción de nuevas ratas de la Acacia entre sí puede ser extremadamente difícil y requerir método de jaula dividida al igual que los jerbos de Mongolia . Lo mejor es conseguir siempre una pareja joven o grupo de la misma colonia para que puedan crecer hasta la madurez juntos.

Son ratas arborícolas por tanto son excelentes escaladores y muy activos, una gran jaula arbórea debe equipar con un montón de ramas, cuerdas y demás material de escalada.. Son muy inteligentes, con personalidades distintas por lo que es importante proporcionar un montón de accesorios naturales y de espacio para que no se aburran.

Cuando sienten miedo o se sienten amenazadas suelen castañetear los dientes, aunque pueden llegar a ser muy mansas y acostumbradas a ser cogidas y manipuladas.


La dieta debe consistir en una mezcla de semillas de base que incluye elementos tales como el mijo, semillas de acacia, de colza negro, alpiste, pequeños piñones, semillas de lino, perilla, y el cáñamo. También se pueden dar diversas frutas y verduras frescas y los insectos tales como grillos o gusanos de la harina. El agua debe estar siempre disponible.

Ya que son tan nuevos en el comercio de mascotas exóticas que son mejores para un criador experimentado en roedores, especialmente si se está pensando en la cría.  Un buen veterinario exótico, como ocurre con muchas especies, también se debe encontrar en caso de problemas.